La vida en una mazorca
Por Magno Fernandes dos Reis. magnonina@prodigy.net.mx
A la poeta Yeda Prates Bernis.

El fin de la historia de la cultura se manifiesta mediante dos perfiles opuestos: el proyecto de su superación en la historia total y la organización de su mantenimiento como objeto muerto en la contemplación espectacular. El primero de estos movimientos ha unido su suerte a la crítica social, y el otro a la defensa del poder de clase. Guy Debord. La sociedad del espectáculo.


Vuela el pájaro
y la línea
de su vuelo
es geometría
que desconozco
y sufro.

Recurrí a una amalgama de imágenes y de referencias en el poema Libertad, de Yeda Prates (Belo Horizonte), para llegar al sentimiento de la performance “NK 603: Acción para un maíz” que presentará Violeta Luna, el sábado (8) de agosto en la Galería El Cerrillo, en San Cristóbal de las Casas. El lector podría cuestionar al argumento de arriba con la siguiente pregunta: ¿Qué relación hay entre las mazorcas (blancas y amarillas) y los movimientos poéticos y bruscos de la actriz Violeta Luna, se presentará en la calle Tonalá, en San Cristóbal de las Casas (Chiapas)? Vivimos el tiempo de lo simultáneo y de la yuxtaposición. No vivimos lo local, de las telenovelas, sino el tiempo de hundimiento. La caja de resonancia de esos acontecimientos es el arte y la poesía. El terrorismo y el miedo de vivir superan a la grandeza del ser humano.
Ayer la frase “México no lee. No lee su gente, los mexicanos, nosotros. Y a Chiapas junto con las demás entidades atrasada del país, le va peor. No leemos ni periódicos” del texto Sexiclasificados, de Antonio Cruz Coutiño, de la sección cultural (El Heraldo) me sorprendió. La indiferencia del “espectador y del lector invisible” en relación a los textos críticos, a la cultura prehispánica y las muestras de artes plásticas, presentado en espacios culturales esparcidos por Chiapas. ¿Público de Artes Visuales? ¿Dónde están? Estamos condenados a la demencia, a la mediocridad, a la investigación errante, a la locura clonada en las páginas de los periódicos cada mañana. Las performances de los travestis en los prostíbulos tienen más público que las muestras del arte en los grandes museos. Los curadores de las exposiciones y los padrotes son fenomenales porque no tienen gusto y erudición y, sobretodo, independencia critica.
La performance “NK 603: Acción (Z) y Maíz” parte de la propuesta de la actriz Violeta Luna de discutir el mundo (local) contemporáneo en sus más diversos aspectos. Propone al espectador identificar cuáles son los desafíos futuros señalados por la urgencia de los transgénicos (Organismo Modificado Genéticamente, OMG) y de concebir, a partir de ahí, un recorte del maíz que está convirtiendo al Continente en maquilador agro-biotecnológico.
Este trabajo de Violeta Luna sugiere metafóricamente que la cultura global difundida a partir de regiones hegemónicas (Europa y Estados Unidos) está involucrada en la definición de culturales locales. Es un trabajo crítico que desarma la idea de transgénico como algo que contribuye al desarrollo de la cultura y que reconstruye la información y las imágenes de las ciudades prehispánicas como espacios de intercambio. Lo que es cultura permanece como una caja de símbolos poéticos para que las futuras generaciones comprendan el mundo contemporáneo y los embates transculturales que el transgénico genera. Por ejemplo, destruir el maíz es asesinar a los dioses prehispánicos. Para los quichés “los dioses la metieron primero en los granos de aquellas mazorcas. Cuando todo lo que dice fue revelado, fueron desgranadas las mazorcas, y con los granos sueltos, desleídos en agua de lluvia serenada, hicieron las bebidas necesarias para la creación y para la prolongación de la vida de los nuevos seres” (Popol Vuh. 30.31) Entre los gestos dramáticos de Violeta Luna se puede incluir las imágenes del maíz en el las leyendas mayas, y imágenes del maíz transformado genéticamente por las transnacionales.
“NK 603: Acción para un maíz” es elocuente, además, en su capacidad de apuntar lo extenso y denso que es el espacio de las permutas culturales, y de señalar las dificultades de comprensión de los diferentes pueblos. Con gestos, símbolos e imágenes la actriz aspira reconciliar conceptos contradictorios como la creación del hombre, el animismo, la mitología con la tecnología y la ciencia contemporánea.
Al penetrar en la calle Tonalá el espectador se encontrará con el espacio que definirá la información visual. La fachada barroca de la Galería El Cerrillo demarcará el tiempo y la evolución de la cultura. El término maíz americano modificado genéticamente ha sido empleado para demonstrar el rezago de algunos pueblos y el desarrollo de otros. Lo más adecuado para describir el nuevo maíz es el termino transculturación - que es una contaminación mutua.

Violeta Luna mira la condición humana y el siglo XXI con sagacidad y temerosa, haciendo al público y la crítica reír y gritar, desfruta y sufre. Sus obras aún no son vendidas por millones de dólares en las subastas de Nueva York, pero ellas provocan reacciones extremas y levanta reacciones intensas. Esta artista a través del lenguaje visual desloca ideas y opiniones. Esta performance refleja al mundo que nos rodea en formas de gestos geométricos construidos en el aire y, no obstante, bruscos a la vez, su arte constituye el comentario del inicio del siglo XXI. Esta artista trabaja fuera del “sistema” desafiando toda expectativa. Ejerce su libertad porque acredita que el mundo local es más impactante que cualquier cosa creado por el hombre. Esta performance fue presentada en San Francisco (California), donde radica la actriz de performance. En San Francisco es Directora del Teatro Jornalero, que llevan la voz de los migrantes al escenario.
Este seis de agosto presentó “NK 603: Acción para performer e-maíz” en la Biblioteca Henostrosa, de Oaxaca. Creo que cuando Violeta Luna mueva la obra para otro contexto como San Cristóbal de las Casas, la pieza cambia y también las reacciones de la gente. La obra, incluso, puede escapar al control de la artista. Sin embargo, no escapa de la opinión y comentario del público. Mientras el periodista cultural Cruz Coutiño hace una reflexión sobre los anuncios de sexo en las páginas de los periódicos y sus consecuencias para el artista, el crítico, el historiador y la actriz Violenta Luna harán en la Galería El Cerrillo una reflexión sobre el maíz transgénico y las consecuencias para la vida de las mazorcas amarilla, morada y blanca presentadas por el Gato, la Zorra, el Loro, la Cotorra y el Cuervo a los dioses que crearan el hombre prehispánico, según el Popol Vuh. La performance MAÍZ se compone de elementos llenos de simbolismo y significado personal para los artistas - Esta performance es alegre y se lo recomiendo a todos …







FOTOGRAFIA 001. Violeta Luna y el Silencio.
El maíz y la cuerda simulan el silencio y el miedo. Son utilizados en la performance como indicaciones tópicas para la reflexión del público respecto a las conexiones existentes hoy en el mundo para construir la mentira para engañar el pueblo.

FOTOGRAFIA 002. ILEGAL.
Esta sociedad que suprime las leyendas oculta la miseria y el hambre en nombre de la legalidad.

Fotografía 003. La producción de arte contemporánea extiende su dictadura. Y, el arte regresa a las calles de las ciudades.

Fotografía 004. Los peligros de estos cultivos para el medio ambiente y la agricultura son el incremento del uso de tóxicos en la agricultura, la contaminación genética, la contaminación del suelo, la pérdida de biodiversidad, el desarrollo de resistencias en insectos y "malas hierbas" o los efectos no deseados en otros organismos. Los efectos sobre los ecosistemas son irreversibles e imprevisibles.

Foto 005 – La mazorca encontrada en Tehuacán. La evidencia más antigua sobre la domesticación del maíz proviene de sitios arqueológicos de México, donde pequeñas tusas con edad estimada de 7.000 años han sido excavadas. Este estimativo coincide con el dato generalmente aceptado para el origen de la agricultura, tanto en el viejo como en el nuevo mundo entre 8.000 y 10.000 años, (Dowswell, et al., 1996).


FOTO 006 – Portada del libro Popol Vuh. ¿Lo que animan el hombre del siglo XXI?
Con el maíz los dioses labraron la naturaleza de dichos seres. Con la masa amarilla y la masa blanca formaron y moldearon la carne del tronco, de los brazos y de las piernas. Para darles reciedumbre les pusieron carrizos por dentro. Estos seres fueron Balam Quitzé, Balam Acab, Mahuacuth e Iquí Balam. Cuando los dioses presenciaron el nacimiento de estos seres, llamaron al primero y le dijeron: Habla y dinos por ti y por los demás que te acompañan: ¿qué ideas tienes de los sentimientos que te animan?





FOTO 007 y FOTO 008 Los anuncios de productos más penoso del mundo contemporáneo. ¿Lo que es una chica con amplio criterio? ¿ El Real no es la moneda brasileña?
Pensar en las relaciones entre el arte y el sueño de dejar la miseria en el pueblo hacer parte del espectáculo. En las nuevas formas de representación están las trampas ….

Visitas: 168

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Red libro de artista para añadir comentarios!

Participar en Red libro de artista

Distintivo

Cargando…

Normas de uso

Hola a todas y a todos.

Continuamos con nuestro proceso de reorganización de esta red y siguiendo vuestras sugerencias, vamos a delimitar con mayor concisión el tema del que ella trata.

Este va a quedar limitado a los libros de artista, libros objeto y los libros artísticos.

Os pedimos que en las imágenes, vídeos, blogs que subáis a esta red, indiquéis a que actividad u obra pertenecen.

Jim Lorena y Antonio Damián

© 2019   Creado por librodeartista.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio