Hemos recibido una revisión de El muro de Eduardo Santiago para la Fundación Literaria Lambda Eduardo Santiago habla de una fuente de conocimiento como un cubano gay que yo, como un hombre heterosexual sólo puede adivinar. Estoy agradecido por su comprensión.

Disfrute!

EL MURO: THE WALL
Eduardo Hernández Santos
Red Trillium Press
$45.00
Reseñado por Eduardo Santiago
Traducción del inglés por Roberto García

¿De qué vale una buena apariencia si nadie puede admirarte? Incluso en la represiva isla de Castro, la siempre tenaz “comunidad” de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) ha tomado por asalto las calles, o mejor dicho, el muro del Malecón. El muro, con su paseo peatonal que se extiende a lo largo de 7 Km. de costa desde la zona colonial de la ciudad, hasta la barriada de El Vedado acoge a cientos de habaneros que cada noche se reúnen allí para conversar, flirtear y relajarse mientras se dejan acariciar por la fresca brisa nocturna. Debido al añejo y deteriorado sistema de redes eléctricas, La Habana de noche es acogedoramente oscura. De ahí que el Malecón sirva de cobija a ardientes parejas heterosexuales, y haya sido tradicionalmente aceptado como el lugar ideal para escapar de la estrechez de las cuatro paredes y de la escudriñadora mirada familiar. Una pequeña franja de este atractivo icono citadino ha sido acaparada por la comunidad de LGBT con el propósito de contemplar y ser contemplados. Militar en las filas de la comunidad LGBT cubana, durante los últimos 50 años de dictadura comunista, no ha sido nunca sinónimo de orgullo; sin embargo la lente de la cámara de Eduardo Hernández Santos ha logrado develarlos en este suculento (aunque exiguo) volumen titulado El muro (The Wall). Gays, lesbianas, bisexuales, y toda una legión de transexuales enfrentan desafiantes su cámara. Las deslumbrantes fotografías en blanco y negro están yuxtapuestas a las impetuosas estrofas de un poema del fallecido bardo y dramaturgo homosexual cubano, Virgilio Piñera:
La piel en esta hora, se extiende como un arrecife y muerde su propia limitación.
La razón para este sorprendente despliegue de visibilidad y de cojones puede ser el resultado de los incansables esfuerzos de Mariela Castro Espín, hija del actual presidente, Raúl (posible sucesor de la incierta oligarquía cubana). Castro Espín, sexóloga y directora del Centro Nacional de Educación Sexual, ha sido la más tenaz defensora de los derechos de LGBT con una agresiva agenda que aboga por la aquiescencia de uniones entre personas del mismo sexo.
Pero el verdadero héroe en esta contienda es el fotógrafo Hernández Santos, quien dedicó dos años (de 2005-2007) a crear estas imágenes, que retrató subrepticiamente y reveló e imprimió artesanalmente en su habitación devenida cuarto oscuro. Hernández Santos, probablemente haya arriesgado, sino su libertad, indudablemente su trabajo como profesor en la Academia Nacional de Artes Plásticas “San Alejandro” de La Habana. Al igual que otros muchos artistas LGBT, él tuvo la suerte de encontrarse con benefactores receptivos (en este caso el editor norteamericano, Steven C. Daiber de la Red Trillium Press) que le ayudaron a imprimir estos retratos indelebles que quizás nunca hubieran visto la luz en la luminosa isla de Cuba o en el mundo.
En dos ocasiones durante los últimos 50 años, en los tempranos 60 y en el apogeo de la epidemia del SIDA, muchas personas “sospechosas” de ser homosexuales eran enviadas a prisión sin formulárseles cargos o hacérseles juicios. Mucho ha llovido desde entonces, pero para nadie--que haya seguido de cerca la tiranizada historia cubana por el sistema castrista-- constituye un secreto que el régimen puede retroceder sin previo aviso. Este libro es un acto de fe y de coraje, cuyo contenido pétreo ha sido abordado con un encomiable refinamiento artístico. Me sentí cautivado por su mirada oscura y desafiante.

Eduardo Santiago ha obtenido el premio literario USA’s PEN Emerging Voices. Su primera novela “Tomorrow They Will Kiss” (Little, Brown & Co.) estuvo nominada al Edmund White Debut Fiction Award, ha sido finalista del Latino Book Award, y en 2006 engrosó las listas del Book Sense Pick. Sus trabajos de ficción han aparecido en zyzzyva, Slow Trains Journal, y en el The Caribbean Writer; mientras que sus ensayos han visto la luz en The Los Angeles Times, The Advocate, y Out Traveler Magazine.

Visitas: 21

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Red libro de artista para añadir comentarios!

Participar en Red libro de artista

Distintivo

Cargando…

Normas de uso

Hola a todas y a todos.

Continuamos con nuestro proceso de reorganización de esta red y siguiendo vuestras sugerencias, vamos a delimitar con mayor concisión el tema del que ella trata.

Este va a quedar limitado a los libros de artista, libros objeto y los libros artísticos.

Os pedimos que en las imágenes, vídeos, blogs que subáis a esta red, indiquéis a que actividad u obra pertenecen.

Jim Lorena y Antonio Damián

© 2019   Creado por librodeartista.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio