El temor de la crítica a la política cultural


Por Magno Fernandes dos Reis. magnonina@prodigy.net.mx

A los autores del mural “La madre y los niños del mundo”

La pintura mural de México ha alentado las grandes luchas del pueblo, las ha magnificado. Es un llamado a perseverar en el camino rudo y lleno de peligros que las masas deben recorrer para lograr sus propósitos de emancipación nacional y social. Pablo O”Higgins (1904 1983)



¡Destruyeron el mural “La Madre y los Niños del Mundo” en la calle Insurgentes en el Centro Histórico de San Cristóbal de las Casas! Parece que el destructor del lenguaje visual piensa que ya no hay necesidad de que el artista sea la voz del mundo sin voz. El único lenguaje dañino es aquél en que no expresa la emoción. El reflexionar acerca del estado de ánimo y de las producciones visuales de los pintores del sur México abre un espacio a la curiosidad ya que es atractivo el tratar de conocer un poco de nuestra historia, comprendernos a nosotros mismos pues una pintura es un impulso para la acción. En las jornadas de análisis del arte promocionados por el CELALI, en San Cristóbal de las Casas, tratamos de definir la estética chiapaneca y llegamos a la conclusión que es un fenómeno repleto de hechos históricos, y emociones que contribuye a los cambios en el entorno.

Por ejemplo, si una pintura es trágica, la emoción del observador está asociada al miedo el cual estimula cambios en el ritmo de la respiración y del corazón para interpretar y pensar la sociedad. De esta forma, reconocemos que la estética altera la atención del observador elevando la intensidad.
Por otro lado, la estética refleja influencias esenciales con características invariables y también demuestra la variedad entre individuos, grupos y culturas. La experiencia estética matiza la experiencia humana dando sentido a la vida, a la diferencia y a la pluralidad cultural que todavía se halla en el estado de Chiapas.
La estética no es incontestable y de los signos muchas veces nace la ansiedad, el enojo, la ira, la alegría, la euforia y la tristeza. A los artistas plásticos ya no les interesa reflexionar y debatir sobre los valores; su único interés reside en el narrar los hechos. Así, es posible constatar que la crítica de arte fue paralizada por el conformismo del ser humano y si convirtió en una entidad estimulada por el mercado. El acto de destruir el mural “La madre y los niños del mundo” simboliza la injusticia, el prejuicio y la intolerancia que vivimos en este siglo. Reconocer la diferencia significa respectar a todos los segmentos sociales. Una de las tareas del crítico de arte y del artista es pensar en cómo mejorar la sociedad. Pero con la desaparición del mural se genera la pregunta: ¿Cómo se puede hablar en preservar el patrimonio cultural? Creo que el problema del patrimonio cultural y sus implicaciones históricas y culturales constituye un desafío para la integridad moral del crítico de arte. Cierto es que todos somos responsables por la destrucción del patrimonio cultural y las injusticias del mundo en que vivimos. Pues no hay democratización y globalización real de la información y del conocimiento si no existe la crítica. Por eso, para un crítico comprometido, la verdadera lucha no se circunscribe a estar a favor o en contra de la destrucción del mural, sino que se trata de una lucha de lo sensible frente a lo brutal. Se trata de gritar en nombre de la no violencia y en contra de la injusticia. Mientras los humanos sigamos creyendo que la estética no es una palabra fútil, los críticos de arte no dejarán de ser útiles a la sociedad.
Durante el gobierno del Rey Pakal, las pinturas y esculturas eran llamadas palabras pintadas y en ellas primaba la función y el significado por encima del valor estético. El tipo de público para el que se destinaban las pinturas, incidía en múltiples aspectos de su programa iconográfico.
En las ciudades prehispánicas la cultura era un derecho y no un privilegio como proponen los curadores y los productores culturales. El pintor chiapaneco lleva al mayor numero de personas un elemento constitutivo y conceptual de la propia cultura, que es la su diversidad. El multiculturalismo en Chiapas integra a las personas. No es posible hablar de artes visuales, sin hablar de la contribución maya, que constituye un componente de la cultura que europeos, amarillos, judíos, japoneses tienen que reconocer. Hacer la difusión de estos componentes fundamentales del arte es hacer conocer a las mayorías la diversidad como un elemento constitutivo y conceptual de la cultura chiapaneca, que es su diversidad.
El antropólogo Nicolás Ruiz (CELALI) y los artistas participantes del fórum de análisis del arte lamentan el poco interés que las artes plásticas despiertan en la población, el Estado y los empresarios. Los centros culturales, los museos y las galerías de arte son centros de reflexión y esparcimiento que están perdiendo relevancia para la población. Hay esfuerzos por parte de las instituciones pero hace falta la cultura del patrocinio y esto implica el intercambio económico-cultural. El pintor Sebastián Santiz Gómez dice que el “talón de Aquiles”, es la falta de interés de la gente en la cultura, que no está acostumbrado a visitar las exposiciones. Las personas carecen de “curiosidad” por ver qué hay dentro de una galería o ser parte de su vida cotidiana, a causa de una escasa educación visual. La apatía es consecuencia de la poca difusión. Aunque la queja es la falta de recursos, hoy la situación es más grave porque la cultura está en segundo plano de importancia cuando hay que repartir los recursos económicos del Estado.
No es función del artista responder a las interrogantes de la exclusión social y la pobreza. Yo valoro al artista plástico por encima del político por esto me quedo con la pintura de Tamayo. En medio de esta crisis el pintor chiapaneco logra algo solido, enseña lo perfecto de la cultura maya aunque siempre viene poca gente a ver las cosas buenas. Sobre todo en San Cristóbal de las Casas, no hay público para las buenas propuestas de los artistas locales, pero yo no pierdo la esperanza…. Aún nos falta visión para entender que el centro cultural es un espacio para todos y su funcionamiento no es sólo tarea del Estado, sino de la sociedad en conjunto. En la medida en que haya compromiso de la sociedad civil, nos vamos a enriquecer.




Foto 001 - Nicolás Ruiz (CELALI)
En Chiapas el artista es un chamán - que sueña en propiciar placer espiritual. En el fórum (CELALI) se concluye que el artista maya usa elementos de la ritualidad, de las creencias y de los relatos - la pintura es asociación mágica que permite al observador soñar e imaginar, en un acto que mueve el espíritu y las emociones del hombre.

Foto 002 - Los artistas reunidos en la búsqueda de ideas para valor el arte visual chiapaneco.

Foto 003 - "Transformations" Juan Chawuk muestra elementos de la cultura maya en Chicago

Foto 004. Sebastián Santiz. Las piedras y los innúmeros significados.
En mitad del camino había una piedra...

En mitad del camino había una piedra
había una piedra en la mitad del camino
había una piedra
en la mitad del camino había una piedra.

Nunca olvidaré la ocasión
nunca tanto tiempo como mis ojos cansados permanezcan abiertos.

Nunca olvidaré que en la mitad del camino
había una piedra
había una piedra en la mitad del camino
en la mitad del camino había una piedra. (Poema de Carlos Drummond de Andrade)

FOTO 005 - Breve la inauguración del Café Relax – Arte y Cultura, en la Calle Diego Mazariegos, 19. Centro Histórico de San Cristóbal de las Casas.

Visitas: 25

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Red libro de artista para añadir comentarios!

Participar en Red libro de artista

Distintivo

Cargando…

Normas de uso

Hola a todas y a todos.

Continuamos con nuestro proceso de reorganización de esta red y siguiendo vuestras sugerencias, vamos a delimitar con mayor concisión el tema del que ella trata.

Este va a quedar limitado a los libros de artista, libros objeto y los libros artísticos.

Os pedimos que en las imágenes, vídeos, blogs que subáis a esta red, indiquéis a que actividad u obra pertenecen.

Jim Lorena y Antonio Damián

© 2019   Creado por librodeartista.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio