Despertares 25 - Desiderata 0.0 - Delirios liberales de una mente peligrosa.

de Alberto Espinosa Paez, el Sábado, 26 de septiembre de 2009, 1:21

Un dia comienza. Abro mis ojos e intento hacer un inside, chekeando los dispositivos de arranque para ponerme en curso. Agradezco estar aun vivo. Agradezco aun poder pensar por mi mismo. Me inclino a pensar que eso jamas me sera quitado y espero tener las hagallas necesarias para defender mis ideas en el transcurso del dia. Buenas, malas, mias. Eso me basta. Respiro profundo y aunque a veces la ansiedad neurotica que padezco intenta sofocarme, sintonizo FM Optimismo e intento empezar con pilas. Siempre espectante, por q de algo estoy seguro, lo mejor esta por venir.
Me levanto, y agradezco una vez mas tener aun la fuerza que me permite sostenerme en pié.
Salgo y veo gente pasar a mi alrededor, gente que para mi solo es gente que va por ahi.
No puedo evitar percibir en sus rostros la resaca agonizante, producto del vivir de las ideas de otros. Producto de conformarse a vivir una vida promedio, mecanica e inconsciente. Y quizas, supongo, no sea culpa de ellos, quizas solo estemos viviendo las consecuencias del mayor de los atentados de la historia de la humanidad, "se conciente de aquello que debes" "Haz esto o aquello por que asi tiene que ser" No puedo evitar entristecerme al notar el gran velo que muchos llevan delante. Y lo peor es que creen estar en el lugar perfecto. No toleran la idea de que el riesgo de dar unos pasos, por pocos que sean, hacia adentro, puede ser todo una aventura.
Lo peor (para mi) es no permitirse cuestionar lo incuestionable, ni siquiera indagar acerca de cual es la razon que dia tras dia, nos motiva a levantarnos. Me sorprende ver con cuanta aparente franqueza muchos se "deciden" a vivir en la comodidad (valga la redundancia) de dejar que otros decidan por uno. Negandose a vivir, quizas por que ya dejaron que hasta les quiten las ganas. Negandose a vivir a pesar de todo y de todos. A vivir y disfrutar el simple hecho de estar vivo. Y el tiempo corre. Y no tenemos mucho tiempo, segun creo.
Siempre recuerdo un viejo reloj. Tan viejo como Dalhí. Y cada vez que lo pienso tambien agradezco el tiempo que me queda. Intento vivirlo con la intensidad suficiente como para que otros se contagien y vivan.
Encontre algunos seres vivientes en medio de zombie landia. Eso es un +1. Aunque son una minoria.
Espero todas esas luces me ayuden a despertar de mis carceles y a acercarme cada vez mas a la Libertad con que tanto sueño. Y volemos alto. Sin culpas caretas impuestas por quienes quieren manipularnos. Canto a la vida vivida a tiempo. Canto a la vida vivida hasta su ultimo segundo. La vida natural y desnuda. Esa vida abundante y suficiente que vive en medio de algunos jardines olvidados en donde no hay ropas de accidentes que tapen la luz contenida por nuestros ojos.
Prendete, brillemos a travez de nuestras grietas. Que las heridas sean una puerta para que otros vean nuestra luz. Que la muerte sea solo una puerta a la vida. Te invito a morir a las filosofia de vivir las vidas de otros para vivir la tuya. Sea cual sea. Y sentirte feliz por brillar con luz propia. Aunque seamos pocos.
SE LIBRE

De pronto flash: Hui al bosque para sentirme vivo y sacarle el jugo a la vida...(Cita de la peli: Sociedad de los poetas muertos)

Visitas: 24

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Red libro de artista para añadir comentarios!

Participar en Red libro de artista

Distintivo

Cargando…

Normas de uso

Hola a todas y a todos.

Continuamos con nuestro proceso de reorganización de esta red y siguiendo vuestras sugerencias, vamos a delimitar con mayor concisión el tema del que ella trata.

Este va a quedar limitado a los libros de artista, libros objeto y los libros artísticos.

Os pedimos que en las imágenes, vídeos, blogs que subáis a esta red, indiquéis a que actividad u obra pertenecen.

Jim Lorena y Antonio Damián

© 2019   Creado por librodeartista.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio