Coca en la universidad, el "humito" en la clase de ética

En una clase de ética de una universidad que aún la considera en su pensum se discutió, justo un día después del performance de Tania Bruguera ( autora de una obra de arte realizad..., en la cual se repartió cocaína entre los asistentes), el consumo de droga como arte. En esa clase, leímos las tres escasas y apresuradas correspondencias críticas publicadas en internet por algunos profesores que estuvieron en el acto de la artista cubana; también vimos un par de videos filmados por asistentes sobre lo ocurrido.
En la clase de ética de ese día no se habló de ética ni moral pues estábamos asistiendo a un nuevo performance, esta vez realizado por un profesor y un grupo de estudiantes en el cual se hablaba de la forma, los mecanismos y la herramientas del arte para lograr su función: hacer visible lo invisible mientras nos sacudíamos de parroquialismo.

Hoy, luego de varios días y otras nuevas clases de ética en esta universidad que aún la considera en su pensum, hemos hablado de la pornomiseria, del arte con indigentes, de pagar por la dignidad del otro, mientras leemos los resúmenes noticiosos y malintensionados de la prensa husmeando en el escándalo, como aquellos que accedieron al "pericazo de la nacho".

Hoy, cuando la bandeja de coca ya no la defiende nadie por la doble moral colombiana, me divierto viendo la posición de las ministras de Cultura y Educación exigiendo responsabilidades morales y legales, la fiscalía tras la cubana para hacerle pagar la ofensa nacional, el escritor Eduardo García desde el exilio y el frio "radiografiando en lo mediático" un país que ya olvidó quién fue, proponiendo la nacionalidad para la cubana.

Aquí, con la seriedad de la risa, me acuerdo que en esa primera clase de ética, donde discutíamos la obra de Tania Bruguera, tuvimos que suspenderla debido a una improvisada atmosfera densa y penetrante de olor a marihuana que se apoderó del salón de clase. El humo de la risita nerviosa venía de afuera, se escuchaban las bocanadas y ya empezábamos a llorar ante la irritación de nuestros ojos. Los estudiantes en pleno consumo de "yerba" sentados en el jardín de al frente de nuestro curso no les importaba lo que ocurría en el escenario del arte "guerriloso" de moda, ni las discusiones sobre censuras y escándalos de directivos roñosos y papistas acerca de la droga, o la imposibilidad de colocar al arte en contenedores morales o éticos.

Afuera, mientras esperábamos que la nube de "maria" se disipara, no se habló del consumo de droga en el campus universitario, ni el porte de armas, ni la doble moral, ni de los jibaros, ni de las mafias académicas de profesores burócratas, ni de los artistas domesticados, ni las amenazas a la Corte Suprema de Justicia, para que se queden calladitos y "dejen así". Nada de eso se dijo, solo circuló entre nosotros un pañuelito para secar las lágrimas de irritación por la nube invasora y una lista de asistencia. La clase de ética en una universidad que aún la considera en su pensum se había acabado de terminar.

Visitas: 21

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Red libro de artista para añadir comentarios!

Participar en Red libro de artista

Comentario por Sandra Milena Henao Melchor el septiembre 16, 2009 a las 8:39am
yo no diría el humito, mejor el "polvito".
Ante esta manifestación... legalización.
Comentario por GRUPO L'H el septiembre 15, 2009 a las 6:36pm
Debo decir que, de repente, me excedí en los alcances de responsabilidad con mi amigo Arcos, pero, sin ánimo de expiar un sentimiento de culpa, a veces no sabemos en estas discusiones cuando habla un profesor, cuando un director, cuando un individuo sin pretensiones.
Comentario por leonardo ascencio el septiembre 15, 2009 a las 4:40pm
pues como miembro de esta clase de ética y como partícipe de aquel 'aroma' suficientemente pefecto para ambientar lo que se debatía del caso Tania Bruguera, me sigo cuestionando sobre los alcances terremóticos de ciertas 'propuestas artísticas' qué, que por el hecho mismo de ser éso, artísticas, intentan, estremeciendo, secar las lágrimas maquilladas de nuestra experiencia humana, lágrimas que, a veces, parecen de mentiras...

Distintivo

Cargando…

Normas de uso

Hola a todas y a todos.

Continuamos con nuestro proceso de reorganización de esta red y siguiendo vuestras sugerencias, vamos a delimitar con mayor concisión el tema del que ella trata.

Este va a quedar limitado a los libros de artista, libros objeto y los libros artísticos.

Os pedimos que en las imágenes, vídeos, blogs que subáis a esta red, indiquéis a que actividad u obra pertenecen.

Jim Lorena y Antonio Damián

© 2019   Creado por librodeartista.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio