El artista- librero- objetual y su obsesion por llamar libro a lo que no es.

Cuando nos acercamos a una obra contemporánea, como el libro de artista, podemos encontrarnos con una gran diversidad de formatos y propuestas. Algunos podemos considerarlos "libros" en un concepto estricto, otros tal vez son libros-objetos, libros ilustrados, libros libres.

Hasta es posible que ni siquiera puedan ser abiertos. Sus hojas pueden estar pegadas, atadas, soldadas o encadenadas, están "condenados" a no ser leídos. Su sola presencia nos habla de imposibilidades: de abrir, de ver, de manipular, de hojear... un interior secreto e impenetrable. Un interior que no puede ser explorado. ¿Cuál es la intención de un libro así? ¿Qué sentido tiene? Podrían plantearse muchos interrogantes y también aventurarse algunas respuestas.

Un libro cerrado es una esperanza de lectura, un libro sellado, un condenado, es una lectura que nunca llegará. Es una invitación a la imaginación, despertar curiosidad para no saciarla nunca. ¿Qué se esconde entre sus páginas? Nadie puede descubrirlo. Debemos imaginarlo y de esa capacidad dependerá la historia que el lector se cuente a si mismo.

Las pistas estarán a la vista. Las tapas, el lomo, los bordes de las hojas pueden llegar a develar mínimas intimidades. ¿Qué amarra las hojas? Una cuerda, una cadena, un lazo con moño... podría llegar a ser abierto , si alguien se atreviera...

Hay libros que son libros-libres, sus páginas pueden cambiarse de sitio, no están numeradas, y si lo están pueden llegar a ser desordenadas por alguna mano inquieta que quiera proponer otro orden, otra secuencia. Son interactivos, se prestan a ser hojeados, de-construídos hasta cierto punto y vueltos a construir. Los libros de hojas libres se abren al juego, a las lecturas múltiples, al desorden pautado. Y puede suceder que las páginas terminen ajadas, rotas, llenas de marcas de manos poco cuidadosas. Es un riesgo que hay que correr para permitir el juego, como la rosa del Principito sin su campana de cristal... Es un libro "jugado", en más de un sentido. Es un libro generoso, se brinda completamente porque puede ser intervenido por el lector que puede contar con él historias diferentes.

Hasta aquí todo bien, son libros especiales... pero no se discuten, aún siguen siendo libros.

Pero existen también entre los libros de artista los llamados libros-objetos, más objetos que libros. De formas impensadas atacan sin piedad el concepto de libro: libro-mesa, libro-refrigerador, libro lámpara... quien sabe lo que puede crear la mente delirada de un artista- librero- objetual. El libro objeto nos sorprende, nos incomoda, nos plantea si es o si no es, en realidad, "un libro"... qué tiene esa cosa, objeto inclasificable, que me hace pensar que podría llegar a ser nombrado "libro".

¿Qué se entiende por libro? ¿Qué entiendo yo, lector? Mi concepto de libro me ata y me dificulta comprender que otro, artista para colmo, se atreva a desafiar esa certeza mía sobre lo que un libro debe o puede ser. Mi experiencia me dice que un libro es una cosa y su cosicidad de libro debe tener determinadas características que me permitan considerarlo "libro": unas tapas, un interior con hojas, un texto, unos dibujos, hasta podría aceptar que tenga hojas troqueladas, dibujos que se mueven accionados por las manos traviesas de unos niños curiosos, y letras... por supuesto. Hasta podría aceptar errores de impresión, saltos de páginas, mala ortografía, fotos borrosas, y otras iniquidades pero no lograrían que no sea un libro. Un mal libro, berreta, mal hecho... aún perteneciente al linaje del libro.

Un libro, debe tener, por mandato conceptual, al menos algunas páginas... las páginas pueden tener caracteres impresos... o no, tal vez podría ser un libro sólo de imágenes, pintadas, dibujadas, fotografiadas. También podría ser que ese libro esencial sólo tuviera un montón de páginas en blanco, en verde, en amarillo, en rojo o en azul... por tener las hojas de colores no dejaría de ser simplemente un libro. Podría confundirme, y pensar que es cuaderno, que me invita a escribir, ya no es tan seguro. Pero aún es pariente, se parece en la forma. Eso, un libro con hojas de color, es poco frecuente, pero posible. Y seguiría siendo libro, y no cuaderno, si tuviera algo impreso, un texto, unas palabras, un dibujo, unas fotos... ya no confundiría el libro y el cuaderno. Me sentiría a salvo de la duda.

Y hasta podría ser que no tuviera una tapa, podría haberla perdido, podría simplemente haber sido arrancada... y seguro por eso no dejaría de ser "un libro".

¿Y si fuera al revés? ¿Si solo hubiera tapas sin hojas que cubrir? ¿Si las tapas y las hojas se hubieran separado? Si tuviera en mis manos esas tapas huérfanas de páginas, ¿diría "tengo un libro en mis manos"? No, no... tal vez el tema de las tapas y las hojas no tenga esa propiedad conmutativa, porque hojas cosidas o pegadas entre si pueden seguir siendo libro des-tapado y las tapas sin contenido de páginas no son libro... ¡¡¡Son tapas!!!

Tal vez quiere decir que la esencia del libro está entonces en sus páginas, aunque estén en blanco, aunque sean coloreadas, aunque tengan dibujos, mejor aún (más seguro, más correcto, más libro) si tienen texto escrito. ¡Es la perfecta unión de papel y palabra!

Y eso me hace pensar que esa entrañable unión de papel y palabra, si no estuviera unida por el hilo y la cola podría también perder su cosicidad de libro. Porque si las hojas han sido dispersadas, no son correlativas, no tuviera la posibilidad de seguir los renglones de escritura entre una página y la otra, no serían un libro.

¿Que podría entonces darme alguna pista para unificar esas páginas dispersas y considerarlas libro? ¿El tipo de papel, el tamaño parejo de las páginas, la tipografía, el color de la tinta? Factores materiales... tactiles y visuales... De estos rastros de libro podría inferir que hubo alguna vez un libro entero, un señor libro. Que solo está presente en los pocos fragmentos que han quedado de él, y que a partir de ellos, presencias de una ausencia, se podría reconstruir, aunque tal vez parcialmente, el libro original. Tarea arqueológica, de restauradores y conservadores de museo.

Pero lo que sucede es que el artista- librero- objetual me desafía, desafía uno a uno todos mis pre-conceptos, y llama libro a un rollo de papel, a una pila de diarios, a un cuaderno con anotaciones varias, a una caja de fósforos con palabras adentro. Ya no puedo creer que la caja es caja, que el rollo es solo rollo y el cuaderno, cuaderno... me confunde, me cuestiona, me enfrenta. ¿Qué cree este señor?¿Que basta con poner un rótulo debajo?¿Que con sólo nombrar, designar a su antojo, presentar una cosa por otra ya lo ha convertido?¡Su magia no funciona!¡ Su artilugio de rótulo no impacta, no interesa...

¿Qué intenta el artista- librero -objetual?¿Sacudir las ideas, remover los conceptos?¿Cuestionar las certezas?¿Abrir nuevos horizontes?¿Ampliar las percepciones? ¿Aflojar los lazos que nos atan a lo seguro?

No tengo las respuestas… solo muchas preguntas.

Visitas: 174

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Red libro de artista para añadir comentarios!

Participar en Red libro de artista

Comentario por Marcela Peral el febrero 17, 2010 a las 3:55pm
De tus palabras destacaria las "resonancias", eso que queda como aleteando, reverberando... esa sensacion dificil de describir cuando una obra nos conmueve... y el tocar el espiritu del material... muy fuerte ese concepto!!!
Comentario por Carlos Alberto Ayala Valero el febrero 16, 2010 a las 6:17pm
Para unirme en este fluir de ideas y aproximaciones a las realidades objetuales del mundo pero mas que a la objetualidad es al sentido de la palabra que lo define , las palabras se establecen en la experiencia iniciatica como resonacias y significados quietos o como desbordamientos intelectuales que se manifiestan en el mundo de las ides y de las sensibles realidades.
El libro en si ya es un objeto,pero ese objeto tambien es un universo para develar,imaginar,contruir o provocar otras escrituras otras narraciones otros viajes, fisicos,quimicos,psiquicos,simbolicos o culturales en donde el cuerpo amplia el ojo de las percepciones,dislocando la mirada de lo lineal a hacia una experiencia ampliada de lectura, diluyendo fronteras entre las diciplinas artisticas y manifestando su objetualidad.
Estas reflexiones parten de mi experiencia como escultor,que a tocado en el hacer el espiritud material.
Comentario por Marcela Peral el febrero 11, 2010 a las 2:17pm
No podria darte la exacta definicion... seguramente debe haber alguien mas capacitado para eso, pero en mi opinion es la hoja suelta, que a veces puede formar parte de un libro colectivo, tambien he trabajado con libros de hojas sueltas, intercambiables para que el espectador arme su propia secuencia... pero aqui simplemente me referia a la manera en que a veces la superposicion de elementos bidimensionales crea una tridimensionalidad, a la sumatoria de planos para crear volumen. Tal vez hubiera sido mejor escribir libro/pagina... o pagina/libro...
Comentario por librodeartista el febrero 11, 2010 a las 1:16pm
Por cierto ¿Que define el término página de artista? lo he leido siempre a Argentinos.
Comentario por librodeartista el febrero 11, 2010 a las 1:13pm
Hoy hablando con Carlos Buriticá decía que en esta red crecemos juntos. Y tiene toda la razón. Y para eso además se ha creado. Tu artículo me ha parecido muy interesante, porque hace unas preguntas muy concretas que intentaremos ir contestanto entre todos. La cuestión es que para saber que es el libro de artista hoy, hay que saber que ha sido en las últimas decádas.
Para ello hay que releer textos y compararlos. Hay veces que las respuestas ya están escritas. Otras veces esas respuestas necesitan una actualización. Y por último puede que no existan respuestas y seguramente será porque la pregunta se está formulando por primera vez.
Comentario por Marcela Peral el febrero 11, 2010 a las 12:13pm
Cuando escribi esto, hace ya varios meses intente hacerlo de una manera diferente, desde una postura que abriera cuestionamientos, sin rigurosidad conceptual sino mas bien como un dejar fluir las ideas, algo mas ludico... el borramiento de los limites entre texto e imagen, el uso de espacio libro-pagina, la bidimension en la tridimensionalidad del libro-objeto. El debate es lo que hace interesante este espacio!!!
Comentario por Antonio Damián el febrero 11, 2010 a las 11:41am
En este artículo de la página: http://www.librodeartista.info/Libros-de-artista-Frontera-y
aportamos algunos textos sobre este tema.

En este bloque analizaremos la definición del término "libro de artista" desde una perspectiva diferente a las utilizadas hasta ahora. No intentaremos definir "qué es" o "qué no es" un libro de artista, nos vamos a centrar en ver como esta práctica va mutando y transformándose. Cómo entran artistas desde otras actividades y la disputa que se establece por el término.

Para poder encajar los artículos, de una manera lógica y amena, utilizaremos la metáfora del territorio.

1A. Definición del territorio
: Es el análisis de la situación actual en el año 2010 donde el término tiene un enorme éxito y simultáneamente cada vez significa menos. Esto es debido principalemente a un efecto perverso de las redes sociales y los blogs, de una historia del arte en "tiempo real". Los términos "artista" y "libro" son realmente atractivos y muy tentadores para cualquier autor. Pero no hay que ir mas lejos de esta página, donde en cierta manera, también sucede. Cuando escogimos el nombre librodeartista.info lo hicimos condicionados por las estrategias de la comunicación digital, teniendo que renunciar a la rigurosidad en la utilización de los términos. Todo esto genera ruido y confusión. Pero también riqueza y bibliodiversidad.

El territorio (nos referimos a todos los objetos que se acogen bajo el término "libro de artista") se redefine y se amplía al verse sometido a esta influencia de "contaminación digital". Para ir desenredando este nudo debemos ver algunos puntos de vista que podíamos denominar "referentes".

El artículo Historia del libro de artista de ISABELLE JAMESON y traducido por Jim Lorena nos hace un recorrido bastante claro sobre tipologías e historia, con especial hincapié en la historia de este soporte en Quebeq ciudad de la que es originaria.
LIBRO DE ARTISTA. Visión de un género artístico. Artículo de José Emilio Antón en el que hace su descripción de los diferentes tipos y géneros del libro de artista.
El libro de artista como idea y forma Este texto de Johanna Drucker es uno de los análisis mas lúcidos de los que se han escrito sobre este tema.
El nuevo arte de hacer libros Texto de Ulises Carrión.
Comentario por Stella Maris Leone el febrero 11, 2010 a las 10:13am
Quizás como Artista plástica y Fotógrafa, que hace libros de artistas, si vamos a lo extricto de la palabra, deberíamos escribir un libro, ser novelistas, ensayistas o poetas, creo que en el mundo del arte de hoy donde los limites se borraron, debemos ver más allá del concepto original al que estamos acostumbrados cuando decimos libro de artista, hoy tenemos libros virtuales, revistas, comic, a los que muchos toman como libros de artista, o nos cerramos en uno o dos modelos o abrimos el juego, quizás deberíamos decirle a Duchamps, que su caja verde no fue un libro de artista????!!!
Comentario por Marcela Peral el febrero 11, 2010 a las 7:03am
Critica I Emilio Bellon, Critica II Andrea Zuliani...
Me faltan dos seminarios que cursare este año, yo hice el Profesorado hace años y ahora hago la Licenciatura con otra especialidad (sorry, no se que pasa con los acentos... los escribo y no salen ... huyeron del teclado)
El texto quedo en la entrada anterior... va de nuevo el link:

http://librodeartista.ning.com/group/historiateoriayargumentos/foru...
Comentario por SILVIA BORGHI el febrero 11, 2010 a las 5:23am
Marce, cuál texto???
Y pregunta del pago, quién te dio Critica 2?
Yo ya hice migas para que Marìa Elena Lucero sea mi directora de tesina. La conocès?
Besos, Sil

Distintivo

Cargando…

Normas de uso

Hola a todas y a todos.

Continuamos con nuestro proceso de reorganización de esta red y siguiendo vuestras sugerencias, vamos a delimitar con mayor concisión el tema del que ella trata.

Este va a quedar limitado a los libros de artista, libros objeto y los libros artísticos.

Os pedimos que en las imágenes, vídeos, blogs que subáis a esta red, indiquéis a que actividad u obra pertenecen.

Jim Lorena y Antonio Damián

© 2019   Creado por librodeartista.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio